Meditar para correr en paz

¿Te ha ocurrido que la mente te derrota antes que el cuerpo? No te duele nada, sabes que puedes dar más, pero la mente no para de bombardearte con los mensajes más inoportunos: falta mucho. No puedo más. Ya corrí suficiente. Hace calor. Por qué estoy aquí. No lograré el tiempo que me propuse. Y un largo etcétera de miles de pensamientos grises por minuto. La meditación es una técnica que te permitirá calmar la mente y con ello, calmar también el cuerpo. Meditar frecuentemente te permitirá controlar el estrés que produce la carrera (y la vida) y te aportará múltiples beneficios físicos y mentales.

Toma distancia de tus pensamientos

Meditar consiste en tomar distancia de la avasallante autopista de pensamientos que nos habitan cada minuto. Puedes lograrlo centrando tu atención en la respiración, poniendo la mirada en un mandala o pintando uno, escuchando o repitiendo un mantra. Hay muchas maneras de meditar, e incluso podemos lograr un estado meditativo cuando caminamos o corremos. Lo logramos cuando nuestra mente se centra en el aquí y en el ahora, en poner atención en las pisadas, en las sensaciones corporales y no en lo que tendremos que hacer después de entrenar. La meditación no es perfecta y siempre vamos a distraernos. El esfuerzo radica en que cada vez que la mente se va, pongamos nuestra atención en traerla de vuelta para recuperar el centro.

José Ricardo Zambrano, profesor de yoga y meditación, explica que esta técnica ancestral se está convirtiendo en una opción muy frecuente para quienes se sienten agobiados por el estrés.

“La meditación tranquiliza el tono muscular, el metabolismo, el sistema nervioso, la actividad bio eléctrica y relaja las tensiones. Te permite conectarte mejor con tu cuerpo físico, mental y espiritual, es decir, con tu ser interno. La técnica estimula el autoconocimiento”.

El experto detalla que los corredores pueden sacar gran provecho de los efectos de la meditación mientras compiten o entrenan: “la meditación te brinda la calma que necesitarás en los momentos de más fatiga durante la competencia y te ayuda a manejar la ansiedad previa a las competencias que inevitablemente producen desgaste incluso antes de haber recorrido el primer kilómetro”, dice Zambrano.

Los pensamientos generan emociones y éstas nos afectan en el desarrollo de la prueba. Una mente calmada buscará el autocontrol.

¿Cómo meditar?

  • No puede haber meditación sin relajación. Tratar de meditar con tensión  es simplemente cerrar los ojos, cruzar las piernas y ver pasar un río de pensamientos turbios. Para buscar la relajación, date un baño antes de meditar, siéntate calmada y pon tu atención en la respiración o en los latidos de tu corazón. Busca concentrarte en un solo punto. Las disciplinas como el Hatha Yoga (yoga físico) nos brindan la relajación que necesitamos para meditar.
  • Busca ayuda. Meditar es un proceso lento que requiere paciencia y orientación. Investiga las opciones que tienes cerca de ti para practicar meditación guiada con la ayuda de un especialista.
  • Si no tienes tiempo, cómprate un libro, un dvd o investiga en Internet sobre técnicas de meditación que puedas emprender por ti misma. Dispón de un tiempo y un espacio que faciliten la práctica.

Coordenadas:

José Ricardo Zambrano dicta sus clases en el Instituto de Desarrollo Humano que se encuentra en Parque Central, Edificio El Tejar, Piso 2, Apartamento L, Caracas. Hay clases de yoga y meditación de lunes a sábado. Puedes pedir más información a través del teléfono 0212.5737340.

 

Por Mariana Mata Liendo