El swing de la maternidad

Mientras Alan toma su leche del pecho materno, Maira atiende los juegos de Ivana, su hija mayor. Sin perder el foco en la conversación sentencia con una sonrisa “la maternidad es una condición tan poderosa que hace que las mujeres se refugien en ella. Pero si te sientes fea, insegura e inconforme con tu cuerpo se lo vas a transmitir a tu hijo. Vamos a entender que tu cuerpo es importante así como lo es cuidar a tu bebé”.

El swing de la maternidad

El fundamento del programa Mamá y Bebé con swing (M y B con swing) lo explica su creadora Maira Prado (@MairaPradoL), fisioterapeuta, quien disfruta tanto la maternidad que convirtió esta etapa en una experiencia terapéutica en la que ayuda a otras mamás en sus respectivos procesos de recuperación post parto: “cuando deseas retomar tu nivel de actividad física después del parto tienes el gran detalle ¿quién te cuida a tu hijo? Investigué durante todo mi embarazo y pensé en un programa de ejercicios donde la mamá se beneficie y el bebé se integre pero no pasivamente como acompañante sino como un sujeto que también va a recibir actividad, en este caso estimulación materna”.

M y B con swing tiene como objetivo que las mamás se ejerciten de forma segura en una clase que comprende ejercicios de recuperación post parto, estimulación para el bebé y una sesión de 25 minutos de baile de ambos: “no es solo bailar, va mucho más allá. El uso del canguro permite que los bebés reciban el estímulo del balanceo, lo que hace que baje el tono muscular, se calme y por lo general se duerma. Cuando el bebé está sometido al balanceo, el oído medio aumenta su actividad y recibe más información de movimiento, su percepción de sonido crece y tienen mas capacidad motora. Son bebés más maduros”, afirma Maira.

Activas y felices.

Después de su primer embarazo Maira orientó su conocimiento como profesional de la salud y su experiencia como bailarina a desarrollar otra posibilidad de ejercicio y vincularse con otras mujeres que pasan, pasaron y pasarán por lo mismo: “a las mujeres les cuesta recuperarse porque no tienen estabilidad ligamentosa debido al proceso de estiramiento que se dio para alojar al bebé, la condición física te limita en la ejecución de actividades y como mamá no lo sabemos”, especifica Maira.

Ese momento lleno de altibajos hormonales y el temible reencuentro con un cuerpo que se quedó nueve meses atrás es fundamental en la recuperación post parto: “hace falta información porque con el embarazo se sabe que tengo la barriga flácida o me salieron estrías y hasta ahí pero lo importante es conocerte y evaluar cuáles son las condiciones de salud en la que están mamás y bebés para ser incorporados al programa”.

Por eso cada sesión de M y B con swing está basada en ejercicios diferentes para cada pareja de mamá y bebé, en el que participan un máximo de 10 porque la atención es individualizada.

“Hay que acabar con esa idea de que luego de la maternidad a uno no le importa como esté. Si yo estoy bien mi hijo va a estar mejor y eso se transmite desde el bienestar físico”, recuerda Maira, que luego de amamantar se prepara con Alan para disfrutar de una nueva sesión de ejercicios juntos.

 

Coordenadas: Maira Prado. Fisioterapeuta y Consejera de Lactancia Materna

http://mybconswing.wordpress.com/tag/myb-con-swing/

mybconswing@gmail.com

Cel: 0416- 5387562

Por Gabriela Rojas